define('FORCE_SSL_ADMIN', true); define('WP_CACHE', true); Mitos y Verdades sobre el CO2 – Econexo
Ecología, Durabilidad, Fuerza, Rendimiento y Ahorro

Respecto al CO2 podríamos quedar bien diciéndole lo que casi todos dicen. Sin embargo, no haremos semejante cosa porque no es cierta. Con los datos en la mano, el calentamiento global no lo produce el CO2 y aún menos el que la humanidad fabrica, que viene a ser un 3,5% del que se genera en el planeta cada año. No podemos omitir la información contrastada que tenemos. Queremos compartirla y que las personas se aproximen a la realidad y que esta aproximación sea beneficiosa para todos. La verdad nos hace libres y además nos permitirá establecer soluciones de calidad en vez de vivir en esta peligrosa  falacia.

Parece que hay demasiados intereses entorno al CO2 (Subvenciones, investigaciones millonarias, impuestos, puestos de trabajo, modos de vida, “eminencias” comprometidas…) y muchos promueven ideas que no tienen mucho que ver con lo que ocurre en el mundo en realidad. En unos casos es mera ignorancia y continuismo. En otros, manifiestamente se está manipulando y retorciendo la idea sobre la auténtica naturaleza de este gas inocuo, con el que la vida fructifica con toda su riqueza y diversidad biológica. Mientras, los auténticos problemas que generan los gases tóxicos (Óxidos de nitrógeno, CO, derivados del azufre, metales, química por doquier…) quedan velados por la campaña mediática.

Calentamiento global por el sol

Image by Flickr/NASA Goddard Photo and Video

¿Hay otra fuente mayor de calor cerca de la Tierra?

Sabemos que esto no es lo que se dice en todas partes a nivel general pero es que, estamos informados y no queremos formar parte de esta farsa ni vivir de ella. Después de verificar cual es la realidad, sólo nos queda compartir la información libremente sin que nos mueva ningún interés oculto.

Podríamos seguir hinchando “el bombo” con el discurso general y contar que Econexo reduce las emisiones de Dióxido de Carbono y, aunque eso algo que es cierto en la medida que se ahorra combustible, no podemos seguir transmitiendo la idea de que el CO2 es un agente contaminante dañino y perjudicial para el entorno porque, sencillamente, eso no es cierto. El problema son otros gases y compuestos.

Sabemos que “todos lo dicen”, pero no lo demuestran. Eso es lo que en psicología se ha dado en llamar “La prueba social”. No obstante, eso en si mismo no se constituye en prueba alguna.

Por contra, el auténtico problema lo generan otros gases a los que no se presta atención, como son los Óxidos de Nitrógeno. Afortunadamente eso es algo que tendría solución si nos pusiéramos a catalizar el combustible que consumimos. Esta es la realidad.


CO2: TAN FUNDAMENTAL PARA LA VIDA COMO EL ÓXIGENO.

El nivel de CO2 lleva 800 años de retraso.

Cuando los océanos se calientan, el nivel de CO2 aumenta pero, lo hace 800 años después. Con esto queda más que demostrado que en el calentamiento global, el CO2 tiene muy poco que ver. La proporción actual de CO2 de hoy se debe en su mayor parte al clima del siglo XIII.

Lo cierto sobre este gas es que, forma parte de la vida de manera ineludible. Con la química efectiva en la mano se puede afirmar que, no sólo no contribuye significativamente al calentamiento global sino que, el aumento de su proporción en la atmósfera se produce como resultado de que la temperatura planetaria, ya ha aumentado. Cuando sube la temperatura de los océanos, estos liberan CO2 y por esta razón aumenta su proporción en la atmósfera. Cuando desciende la temperatura oceánica ocurre lo contrario. Pero esto es justo lo contrario de lo que nos venden en la teoría del calentamiento global. Así que no se puede afirmar que el CO2 es el culpable del calentamiento global. Tenemos un sol a cinco minutos de la tierra en plena ebullición en los últimos años que es el responsable de lo que está sucediendo. Aun así, y aun subiendo diez veces su proporción actual, seguiría siendo insignificante ya que hay otros gases invernadero en muchísima más proporción, por ejemplo el vapor de agua, que representa el 95% de los gases invernaderos. El CO2 solamente equivale al 0,054%. 

NUbes

Image by Flickr/francesco sgroi

¿Vas a sentirte culpable también por el efecto invernadero del vapor de agua?

Lo peor del asunto es que en los últimos tiempos, basándose en sofismos y postulados sin ningún rigor científico, se manipula la opinión pública diciendo que el CO2 es un gas contaminante. Sin embargo, el CO2 forma parte y da soporte de manera natural e imprescindible a infinitos sistemas vitales de millones de especies del planeta.

Los datos referente al CO2

La putrefacción de hojas y materia orgánica… produce quince veces más CO2 que toda la producción humana de CO2.

Su ínfima proporción en la atmósfera es del 0’045% tan sólo y no existen evidencias de que pueda contribuir a elevar la temperatura del planeta y mucho menos con esa proporción insignificante. Es sencillamente un bulo organizado mediáticamente a nivel planetario basándose en hipótesis, teorías y supuestos. Es tan absurdo el planteamiento de que el 0,045% de los gases de la atmósfera que corresponden a este gas puedan alterar el clima del planeta que, se desmonta sabiendo que el 95% de los gases invernadero, corresponden a un gas llamado “VAPOR DE AGUA”. ¿Lo prohibimos también? ¿Ponemos un impuesto al sudor o a los pucheros cuando hierben agua?

Por otro lado, hay que saber que el principal productor de CO2 es el propio planeta y la materia viva que genera en sus ciclos y procesos naturales son unas 180 gigatoneladas anuales. De ellas, 80 corresponden a la putrefacción bacteriana de la materia orgánica natural en el planeta; hojas y materia vegetal principalmente. Los océanos producen también otras 85 gigatoneladas al año. Sin embargo, para los ecocatastrofistas lo que calienta el planeta son las 6 ó 7 gigatoneladas de CO2 que produce toda la humanidad en sus actividades, olvidándose de los verdaderos venenos que se están vertiendo en el planta. Por ejemplo, Greenpeace favoreció la producción de lámparas de bajo consumo para evitar producción de CO2, un gas inocuo, mientras con la fabricación de estas lámparas lo que se promueve es la producción de gases de mercurio, unos de los compuestos más tóxicos y venenosos que existen. Es decir, cambiaron un gas inocuo por gases venenosos. La macroindustria del sector puede sentirse satisfecha del arreglo. Todo esto ocurre mientras Greenpeace tendría que estar explicando la realidad del CO2 en vez de seguir dando bombo a la falacia del calentamiento global. Por eso digo que todo esto huele a que les deben de estar pagando.


¿Insostenible el planteamiento verdad? Esta sí es una verdad incómoda que desmonta sola con cuatro datos verdaderos a las falacias que nos están vendiendo. Lo más lamentable de todo este asunto es que con la excusa del CO2, las grandes potencias industriales -con la colaboración de los seudoverdes, tal vez a sueldo- lo que pretenden es limitar el desarrollo de países tercermundistas y hacer proliferar la energía nuclear.


LA PARADOJA ENTORNO AL CO2
El manto rosa grisáceo de Óxidos de Nitrógeno…y otros gases tóxicos derivados del azufre sobre las ciudades, sí son unos de los  verdaderos peligros para la vida y en esto, nada tiene que ver el CO2.

De todo esto, lo curioso del asunto es que, mientras se le da bombo al mito de la falsa peligrosidad del CO2, se olvidan de los auténticos gases tóxicos, contaminantes y venenosos que producen las combustiones defectuosas de hidrocarburos sin catalizar. Nos referimos a los Óxidos de Nitrógeno y al Monóxido de Carbono.

Y me extiendo más en esta paradoja porque, mientras las emisiones de CO2 representan tan sólo un 15% del total de emisiones por combustión de hidrocarburos, el 85% restante son principalmente VAPOR DE AGUA, ÓXIDOS DE NITRÓGENO Y MONÓXIDO DE CARBONO –Estos dos últimos gases fácilmente pueden alcanzar al 65% del total-. Es curioso cómo se pone el grito en el cielo con el CO2; un gas benéfico y fundamental en la función clorofílica de las plantas y la respiración de los seres vivos, mientras se olvida la peligrosidad de otros gases realmente letales, tóxicos, reactivos y agresivos como son los óxidos de nitrógeno o el traicionero Monóxido de Carbono.

Aunque utilizar Econexo reduce emisiones de CO2 porque reduce el consumo, la principal ventaja biológica que aporta el uso de este catalizador es que reduce taxativamente la producción de gases tóxicos como son los reactivos Óxidos de Nitrógeno o el Monóxido de Carbono.

Las cosas son como son. SEAN POLÍTICAMENTE CORRECTAS, O NO LO SEAN. Por nuestra parte, lo que pensamos es que la realidad es tozuda y por mucho que se intente ocultarla, termina saliendo a la luz. No podemos seguir “la comparsa” general porque “todos” la sigan ni podemos creer en verdades políticas, por mucho que nos puedan agradar o convenir. Las cosas son lo que son y no pensamos contribuir a fomentar esta mentira global, mientras se dejan olvidados los auténticos problemas de contaminación que sí deterioran y ponen en peligro el entorno vital del planeta.


Cordialmente le invito a que vea este vídeo y así, comprenderá con todo detalle cómo es y cómo se ha organizado el mito del CO2 a nivel mundial. Espero que disfrute.

El Gran Fraude del Calentamiento Global (Doblado al español y sin censura)



Traslate


Redes Sociales

 

Tienda

Ir a tienda


        
Pago seguro

Compre con su tarjeta o por trasferencia bancaria, AUNQUE NO TENGA CUENTA de PayPal